Aromaterapia: La esencia del bienestar

Un buen olor se asocia a un buen sentimiento...

Es de cierta forma inexplicable, el tratar de decir cómo reacciona nuestro cuerpo al entrar en contacto con aromas del día a día, ya sea con el clásico café de la mañana, el olor de la receta de la abuela o el delicioso perfume de las flores al pasar junto a ellas. Los aromas influyen, e influyen más de lo que creemos sobre nuestro organismo, en Margarita queremos hablarte sobre ello.

Si algo nos distingue, es el amor por los aromas y esencias del Caribe Mexicano.

Nuestros jabones contienen esencias de frutas y hierbas que quizá conozcas, pero que deben ser valoradas desde otra perspectiva: la Aromaterapia.

La aromaterapia es el estudio y aplicación de conocimientos sobre componentes químicos y activos en la esencia de algunas frutas y hierbas de olor, que terminan influyendo en el sentir de nuestro cuerpo.

Los especialistas la definen como una medicina alternativa o una técnica de cuidado físico y mental. En realidad, no están alejados de lo que la aromaterapia es. Debido a que, gracias a esos componentes activos podemos alterar el comportamiento del cuerpo humano de manera asombrosa con sólo asimilar peculiares aromas.


Calmantes y relajantes:

Lavanda, Manzanilla, Sándalo y Gardenia: 

La lavanda, la manzanilla, el sándalo y la gardenia son relajantes por excelencia, se utilizan para disminuir el estrés y la tensión, pueden aliviar el insomnio y la ansiedad simplemente con olerlas y en algunos casos, beberlas en infusiones durante las noches.


Poseen propiedades antibacterianas, analgésicas y antimicóticas. Y está demostrada su capacidad para combatir virus y bacterias, a la par de que son cicatrizantes en heridas, quemaduras e irritaciones. A la vez, evitan la infección de heridas por mordeduras o picaduras de insectos. La esencia de gardenia, es excelente  para detener sangrados.

Cítricos:

Frutas como la naranja, la mandarina, la lima o el limón, además de ser deliciosas y aportar vitaminas y minerales al cuerpo, poseen propiedades calmantes y relajantes para el sistema nervioso. Por lo regular, la esencia de estos frutos proviene de su cáscara u hojas.

También tienen poderes antiinflamatorios, analgésicos, antiespasmódicos y se pueden utilizar incluso en el tratamientos de migrañas leves o colitis espasmódica. 

En el caso de la piña y la mandarina, son frutas revitalizantes y energéticas, que animan a la mente y cuerpo, en cuanto el aroma llega a la nariz. 

Revitalizantes y energéticas:

Menta, Eucalipto, Café y Té Verde

 

Podemos encontrar en las bebidas más comunes, como el café  y el té verde, el remedio al cansancio, agotamiento o desvelo. Estas dos fragancias pueden hacer que tu sistema nervioso se active de una mejor manera. Miles de estudios han comprobado que tanto el aroma del café como el del té verde, son capaces de motivarnos a potenciar nuestros procesos cognitivos e incluso mejorar nuestro estado de ánimo.

Por su parte, la menta y el eucalipto son idóneos para tratamientos de catarros e infecciones en vías respiratorias, con vaporizaciones que ayudan a mejorar la tos y abrir los pulmones.

En la piel:
Aloe Vera y Agave

Si bien el aroma de estos dos componentes no son tan marcados como los anteriores, el aloe vera y el agave combinados con otros aceites esenciales, logran una sensación al cuerpo de origen místico. Son esencias por excelencia antiinflamatorias, antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antioxidantes. Conocidas en la medicina tradicional por su capacidad para promover la salud de la piel, protegiéndola de las quemaduras del sol, gracias a sus facultades antioxidantes.

Ahora que ya sabes sobre los poderes aromáticos y esenciales de nuestros ingredientes, te invitamos a probar una alternativa más saludable y diferente para tu cuerpo, mente y espíritu.