¡Envío GRATIS en compras desde $899 con el código: ENVIOGRATIS!

Combate el estrés esta cuarentena para una piel más sana

Varias amigas, clientas e incluso personas de nuestro equipo Margarita Caribbean, han expresado cómo este distanciamiento social durante el coronavirus, ha afectado la apariencia de su piel.

 

La verdad, nunca nos quedamos con la duda, así que nos dedicamos a investigar porqué sucede esto y cómo podemos combatirlo.

 

Como siempre, las emociones juegan un rol muy importante. Sigue leyendo para descubrir remedios para tu piel en esta temporada.

 

 

El estrés, tu peor enemigo

 

Esta pandemia ha sido una situación sin precedentes para todas y todos. Hay mucha incertidumbre, menos contacto social y pasamos mucho tiempo en casa. Todos estos factores detonan el estrés a nivel mundial, y se refleja en nuestra piel.

 

En todas las personas puede manifestarse de maneras distintas como psoriasis, brotes de eccema, dermatitis seborreica e incluso acné.

 

 

El estrés libera hormonas como el cortisol y la adrenalina en nuestros sistemas. La adrenalina aumenta la frecuencia cardíaca y eleva la presión arterial, y el cortisol aumenta el azúcar en el torrente sanguíneo, según la Clínica Mayo.

 

Cuando el cuerpo produce demasiado cortisol, el sistema inmunológico se debilita, provocando una respuesta inflamatoria como un eccema o un brote de psoriasis.

 

 

Maneras seguras de reducir el estrés

 

Crea un santuario

 

Si estás la mayoría del tiempo en casa, asegúrate que sea un lugar sagrado para estar contigo misma. Lo que te rodea, afecta tu estado de ánimo, y puede reducir tus niveles de estrés.

 

Comienza con un cuarto limpio, llena tu espacio que te calmen con solo mirarlas como velas, plantas, alguna decoración zen o lo que se te ocurra.

 

¡Báñate ya!

 

¡Comienza tu día con el pie derecho! En Margarita creemos en el poder de los rituales. Un baño con nuestros jabones aromáticos pueden tener un impacto positivo en tu humor, porque ¿a quién no le gusta oler algo delicioso?

 

Medita 10 minutos al día

Meditar es necesario más que nunca, porque nos conecta con nuestro estado natural de relajación.

Te recomendamos sentarte en silencio con una buena postura y los ojos cerrados de 10 a 20 minutos. Esto debe hacerse en un lugar tranquilo y sin distracciones.

Relaja tus músculos comenzando con los pies, llegando hasta tu cara. Respira por la nariz y enfoca tu atención en ese movimiento. Verás que marcará una diferencia en tu día, y afrontarás mejor tus emociones.


¡Muévete!

El ejercicio puede aliviar el estrés de tu cuerpo, porque imita los efectos del estrés, como la respuesta de fight or flight.

 

La actividad física puede ayudar naturalmente a aumentar la producción de los neurotransmisores para sentirte bien, conocido como endorfinas.