Consumir productos orgánicos, una de las medidas que fortalecen tus defensas contra el COVID-19

Hasta ahora, no hay una medicina mágica contra el coronavirus; pero tenemos nuestro sistema inmunológico, la defensa natural de nuestro cuerpo contra infecciones.

A pesar de que no se fortalece de la noche a la mañana, ciertas medidas pueden reforzar al sistema inmunológico según la Dra.Jenna Macciochi. Conócelas a continuación y aplícalas en tu rutina del día a día.

Lo orgánico: bueno para tu cuerpo y el planeta

En Margarita Caribbean Treasure, siempre hemos abogado por los productos orgánicos, esto va desde nuestros maravillosos jabones hasta la alimentación. Elegir lo orgánico no es solo una decisión de consumo, es un estilo de vida.

Una investigación realizada por la University of California, señaló que las frutas y verduras orgánicas contienen más antioxidantes, debido a sus condiciones de cultivo. Al igual que la leche orgánica, que posee aún más antioxidantes y vitaminas que la leche regular.

Es simple, al no estar elaborados con productos químicos ni fertilizantes, los alimentos orgánicos cuentan con valores nutricionales altos y esto beneficia nuestras defensas contra las infecciones del mundo exterior. Además la ausencia de sabores artificiales les proporciona un sabor más intenso, mientras cuidas al planeta.

Báñate con agua fría

Una medida para fortalecer tus defensas, es un baño de agua fría. Sabemos que suena incómodo e inconveniente pero puedes hacerlo divertido con tu canción favorita de fondo y un jabón con extractos naturales.

Un estudio del journal PLoS One descubrió que las personas que se bañan con agua fría tienen un 29% menos de probabilidades de ausentarse al trabajo o a la escuela por enfermedad. Se observó que a pesar de que la frecuencia de enfermarse no era menor, los baños fríos pueden hacer que la enfermedad de una persona sea menos severa, permitiéndole continuar con sus actividades diarias.

En las dosis correctas, la exposición a temperaturas frías puede ayudar a reducir el estrés, lo que puede tener un impacto negativo en la inmunidad.

No sucederá de inmediato, pero con el tiempo, nuestro cuerpo puede mejorar su resistencia al estrés.

El sol, la mejor vitamina

Los rayos solares son buenos para tu sistema inmune, y malos para los virus.

Una razón por la que la gripe es una enfermedad que se propaga durante el invierno, es porque el virus de la gripe se transmite mejor a temperaturas más bajas y baja humedad.

Además, varias investigaciones sugieren que el sol hace que las células que combaten enfermedades en la piel se muevan más rápido y funcionen de manera más eficiente. También ayuda a nuestros cuerpos a producir vitamina D.

¿Qué esperas? En México, tenemos un clima maravilloso que beneficia nuestro sistema inmunológico, y lo mejor de todo es que es accesible para todos.

Lávate las manos adecuadamente

Los gérmenes se acumulan en tus manos cada vez que entras en contacto con cosas o personas. Por supuesto, no vemos ni sentimos estos gérmenes, pero si se les da la oportunidad, intentarán contagiarte. Lavarse las manos en épocas de Coronavirus, es vital. Aquí te decimos consejos infalibles para lavar tus manos.

1. Lava y frota vigorosamente con jabón tus manos durante aproximadamente 20-30 segundos con jabón; la superficie palmar, la parte superior de las manos, entre cada pliegue del dedo y el pulgar

2. Nunca uses un secador de manos; todo lo que hace es soplar los gérmenes que pueden estar presentes en toda la habitación y probablemente en tu cara, donde es más probable que lo ingrese a través de la boca, la nariz, los ojos o los oídos. 

3. Lávate a menudo las manos durante todo el día, no solo después del baño.

Sueño reparador

Un número de horas adecuadas de sueño, le da a tu cuerpo el tiempo que necesita para descansar y repararse a sí mismo. La cantidad promedio para un adulto son de seis a ocho horas.

Cuando duermes, tu sistema inmune libera proteínas llamadas citocinas que ayudan a promover el sueño. Durante el sueño, las células de tu sistema inmunológico detecta y destruye gérmenes y también les ayuda a recordarlos, para que puedan combatirlos aún más rápido en el futuro.

La calidad del sueño también influye, entonces procura crear una rutina que te permite desconectarte del mundo antes de dormir. Puedes comenzar con apagar o poner en modo silencio tus dispositivos electrónicos media hora antes, leer tu libro favorito, meditar o incluso darte un baño relajante con nuestro jabón Cleopatra, con deliciosos extractos de lavanda.

El sueño fortalece la respuesta inmune de tu cuerpo, y en momentos como estos es más importante que nunca.