¡Envío GRATIS en compras desde $899 con el código: ENVIOGRATIS!

¡Una piel radiante como propósito de Año Nuevo!

¡Un año que se sintió como una década! El 2021 está a la vuelta de la esquina, y puedes ajustar pequeños hábitos para sentirte más radiante y cómoda en tu propia piel. Aquí te damos algunas ideas.

Lávate la cara antes de acostarte

Este hábito puede resultar obvio, pero es más difícil hacerlo en la práctica. Imagina esto: el 2021 llegas de una fiesta, bebiste mucho y lo único que quieres hacer es acostarte para dormir. ¿Te lavarías la cara? Si respondiste que NO, puede ser que este propósito sea perfecto para ti.

Independientemente de las circunstancias, decide siempre ir al baño todas las noches para desmaquillarte, lavarte la cara con nuestro jabón neutro e hidratarte antes de dormir. Créenos que hará la diferencia a corto y largo plazo.

Un rostro limpio y bien hidratado antes de acostarse le dará a tu piel la oportunidad de renovarse.

¡Limpia tu cosmetiquera!

Reserva media hora en tu día para abrir tu cosmetiquera y revisar lo que ya no te sirve. Si hay maquillaje o productos para la piel expirados, ¡deséchalos! No le hacen bien a tu piel y pueden salirte brotes. Ve alguna manera de reutilizar los empaques o llevarlos a reciclaje para ser amigable con nuestro medio ambiente.

Ahora que ya la limpiaste, tienes espacio para nuevos productos. Procura ser una consumidora consciente para que no vuelvas a desechar empaques llenos.

Cuida mejor la piel de tu cuerpo

Como la mayoría de los amantes de la belleza, probablemente estés acostumbrada a incorporar al menos un puñado de productos para cuidar tu cara. Pero, ¿ha pensado en cuánto esfuerzo le das a la piel de tu cuerpo? En 2021, convierte en una prioridad amar la piel de tu cuerpo tanto como cuidas la de tu cara.

Debes limpiar, exfoliar e hidratar tu cuerpo a diario de la misma manera que lo haces con tu rostro. ¡Margarita Caribbean te encantará por los aromas y texturas deliciosas que tenemos para tu baño de cuerpo completo!

Ponte una mascarilla al menos una vez a la semana

Aunque es posible que ya te pongas mascarilla con más frecuencia que antes, comprométete a hacerlo al menos una vez a la semana.

Tu piel no solo te lo agradecerá, sino que tomarte un descanso de 15 minutos para sentarte con la mascarilla puesta mientras ves Netflix o lees un libro, es una maravillosa manera de desconectarte de pendientes del día a día. Es tu oportunidad de relajarte y renovar tu piel al mismo tiempo. Te recomendamos nuestro jabón de carbón activado para hacer una mascarilla que desintoxique tu cara y sin generar más basura.

Estos son algunos propósitos que puedes probar el próximo año e irradiar aún más. ¡Coméntanos cuáles intentarás!