Margarita cuida de tu piel y del planeta

Si revisaras la lista de ingredientes de un jabón convencional que compramos en el súpermercado, verías una larga lista de químicos difíciles de pronunciar y no conocerías sus efectos en tu organismo ni en el planeta. ¿Qué sucede con los químicos cuando se va por el desagüe? ¿Pueden impactar en tu salud? ¿Afectan la apariencia de tu piel?

 

De igual manera, están los materiales de los empaques. ¿Cuántos productos de higiene compras y desechas al año? ¿Cuánto tarda en degradarse?

 

Aquí te contamos la diferencia entre un jabón convencional y nuestros jabones orgánicos. Margarita cuida siempre de tu piel, y del planeta.

 

Jabones orgánicos y cruelty-free por un mejor planeta Tierra

Millones de personas usan jabones cada día, ¿te has preguntado a donde se va el residuo del jabón por el desagüe?

Pues, desde una perspectiva ambiental, cuando imaginamos que millones de personas usan jabón cada día, se acumulan muchos químicos tóxicos en el agua que alimenta ríos, lagos y océanos.  Muchos de estos ingredientes tienen el potencial de dañar el medio ambiente y, en algunos casos, se ha demostrado que causan defectos de nacimiento y daño hepático en animales.

Muchos jabones convencionales usan fosfatos, fosfonatos o percarboxilatos, estas sustancias actúan como fertilizantes de algas, haciendo que se reproduzcan muy rápidamente. Esto no suena como algo tan nocivo, sin embargo tiene un gran impacto en el medio ambiente. La gran cantidad de algas agota el oxígeno en el agua, que ya no está disponible para la fauna acuática (microbios y peces), y genera malos olores. Además de causar desequilibrios muy graves en lagos y ríos. A este fenómeno se le conoce como eutrofización del agua.

 

Como si todo esto no fuera suficiente, hay animales como conejos y ratas, en los que se prueban todos estos jabones comerciales. Imagínate  lo doloroso que es para los millones de animales que están sujetos a estas pruebas, mientras se administran sustancias oralmente, en la piel o en los ojos para probar la efectividad de ciertos químicos. Puedes leer más de ello, en ESTE ARTÍCULO.

 

¿Sabías que en Margarita no usamos químicos? Si lees nuestras etiquetas, podrás comprender y pronunciar a la perfección cada uno de nuestros ingredientes. Todos ellos son extractos de plantas, flores e ingredientes naturales. Esto ayuda a que nuestro planeta Tierra no sea contaminado con más químicos nocivos para el medio ambiente, así que consumir de nuestros productos tendrá un impacto positivo en tu rutina sin ninguna culpa.

 

¿Qué le hacen los químicos a tu organismo?

Ya mencionamos a grandes rasgos, los efectos que puede tener en nuestro hogar más grande el uso de químicos en los jabones. ¿Te has preguntado cómo afecta tu organismo?

 

Un ejemplo clarísimo de su efecto nocivo en el organismo es el triclosán. Este es un ingrediente antibacteriano muy común en los jabones comerciales y representa un riesgo para nuestra salud. Está  relacionado con alergias, cáncer de mama y trastornos endocrinos. También puede afectar el sistema hormonal.

 

Por otro lado, varios productos derivados del petróleo como aceites minerales, parafina (cera) y vaselina también se encuentran en el jabón comercial. Estos cubren la piel, causando una acumulación de toxinas, el desarrollo celular se ralentiza y una interrupción de las hormonas.

 

Los parabenos tienen un efecto bastante similar y se consideran potenciales ingredientes cancerígenos.

 

Los químicos como los sulfatos, también pueden dañar la apariencia de la piel. Estos pueden irritar la piel sensible o el eccema y pueden despojar a la piel de sus aceites naturales.

 

Esto es alarmante, ya lo sabemos. Es otra de las razones por las que no usamos ningún ingrediente nocivo para tu organismo ni tu piel. Nuestra glicerina es 100% vegetal, la cual tiene múltiples beneficios como:

  • Facilita la absorción por parte de la piel de otros ingredientes activos beneficiosos en productos naturales
  • Suaviza la apariencia de arrugas en la piel
  • Es regeneradora
  • Iguala el tono de la piel para aclarar  las áreas más obscuras
  • Disminuye la aparición de manchas y marcas no deseadas

 

Juzga a un libro por su portada

A primera vista, es muy sencillo que te conviertas en un consumidor responsable con el medio ambiente. Así que siempre juzga a un libro por su portada. Observa si lo que compras usa o no materiales biodegradables.

 

De acuerdo a Greenpeace, si se mantienen las previsiones actuales de producción y no cambia la gestión del plástico nos encontraremos en 2050 con 12 000 millones de toneladas de residuos de plástico. Esta es una gran cifra, y podemos aportar con nuestro consumo cotidiano.


 

Quédate tranquilo, nuestros empaques son amigables con nuestra Tierra. Usamos papel reciclado en nuestras cajas de envío, empaques y en todas las etiquetas. Además, al recibir tu envío en casa podrás notar que para conservar los productos usamos el cacahuate deshidratado para el relleno de envíos. En nuestro próximo artículo te explicaremos más de ello.

 

¿Y tú,cómo cuidas de tu cuerpo y del planeta?